Saltar al contenido

Cartera Permanente en 2019: ¿cómo la mejoro AÚN MÁS?

cartera permanente
ahorrador ninja Soy el Ahorrador Ninja. Tengo 38 años. Vivo en una casita cerca de los Pirineos y planeo retirarme en 7 años gracias a los fondos indexados. Gasto menos de 18.000 euros al año y escribo en este blog para matar el mono de tocar mis inversiones a largo plazo.
Actualizado en diciembre, 2019

Lo admito, la primera vez que leí sobre la Cartera Permanente me dio escepticismo (pero sin llegar a rechazar la idea). Se compone de las siguientes partes en igual proporción:

qué incluye cuando es útil
25% en acciones prosperidad: cuando los mercados y el coste de vivir va subiendo (como los últimos 10 años) también lo hacen nuestras acciones
25% en bonos a largo plazo deflación: los precios bajan y ocurre cuando la inflación cae por debajo del 0% y no hay suficiente dinero circulando. Por ejemplo las exportaciones desde China han mantenido los precios bajos
25% en oro inflación: el valor del dinero vale menos, ya sea porque hay demasiados billetes en circulación
25% en efectivo recesión: cuando la economía va a la baja por lo menos 6 meses, hay mucho paro, se compra poco, se cierran empresas. Vamos, una buena crisis

Por esto analicé por qué invertir en oro es rentable (aún). El elevado porcentaje de oro y tesorería a corto plazo de la Cartera Permanente es algo que salta a la vista de inmediato. Cada elemento de la cartera está pensado para que rinda bien en distintas situaciones económicas.

Esta cartera simplemente pondera igual cada escenario económico. Además, hay que rebalancearla cada año.

Imagina que el valor del oro ha subido. Ahora representa un 30% de tu cartera y los otros activos menos de un 25%. Rebalancear significa equilibrar estos porcentajes a 25% otra vez.

¿Qué rendimiento ha obtenido la Cartera Permanente?

Ha tenido un rendimiento extremadamente bueno en las últimas cuatro décadas, o más.

resultados cartera permanente
La Cartera Permanente está representada con los colores amarillo y naranja, que verás que suben de una manera mucho más estable.

Desde los 70, esta cartera ha tenido una tasa de crecimiento anual compuesto (TCAC) del 8,9% al año, con una desviación estándar de sólo el 7,8% usando datos anuales.

Por lo tanto, la Cartera Permanente ha generado ganancias sólidas con una volatilidad muy baja. El motivo es que invierte en activos que tienen muy poca correlación entre sí.

correlación de la cartera
La imagen nos muestra la poca correlación entre los cuatro activos. Fuente: Crawling Road.
Por este motivo hoy día hay una variante de la Cartera Permanente que incluye hasta un 3% de criptomonedas, precisamente porque no sigue ningún patrón con otros elementos.

Las acciones, los bonos a largo plazo y el oro casi no guardan correlaciones entre sí. Es más, son las únicas tres clases establecidas de activos que he podido encontrar que mantengan correlaciones bajas a lo largo de mucho tiempo.

Cartera Permanente en inflación

  • Acciones: rendimiento entre mediocre y muy bueno
  • Bonos del Tesoro al plazo más largo: se hunden
  • Oro al contado: se dispara
  • Fondos del mercado monetario: mantienen el valor, generan ganancias

Cartera Permanente en deflación

  • Acciones: entre malo y muy bueno
  • Bonos del Tesoro al plazo más largo: se disparan
  • Oro al contado: se hunde
  • Fondos del mercado monetario: generan una cantidad modesta, no pierden nada

Los bonos a largo plazo y el oro son volátiles, pero no hay ninguna duda de que tienen una correlación negativa en el largo plazo.

De esta forma, el concepto de Cartera Permanente intenta equilibrar los efectos de la inflación y la deflación, además de capturar los retornos de la venta de estos activos cuando su proporción dentro de la cartera aumenta por encima del límite.

Efectivo y apalancamiento

La parte de bonos a corto plazo de la Cartera Permanente sustituye al efectivo.

El efectivo (o la tesorería a corto plazo) no debería verse como una clase de activo separada. En vez de eso, debería verse como apalancamiento.

Dedicar un 25% de tu cartera al efectivo (como hace la Cartera Permanente) es lo mismo que tener una cartera con un apalancamiento del 75%: lo contrario a pedir prestado dinero para invertir.

En realidad, la Cartera Permanente consiste en tres clases de activos “con riesgo” (acciones, bonos del gobierno a largo plazo y oro) apalancados al 0,75 en vez de con una inversión completa.

Mejorando aún más la Cartera permanente

Pero, ¿qué pasaría si sólo invirtiera en las tres clases de activos con riesgo de la Cartera Permanente?

Aunque el riesgo se incrementa ligeramente al eliminar los bonos a corto plazo, los rendimientos anualizados de la Cartera Permanente aumentan. De hecho, hay otras medidas que se pueden tomar para mejorar el concepto de Cartera Permanente.

Los Aristócratas del Dividendo mejoran el rendimiento de la Cartera Permanente

Históricamente, los Aristócratas del Dividendo han obtenido un rendimiento superior al mercado bursátil con menos volatilidad. Tienden a rendir mejor en las recesiones (pese a tener pérdidas en términos absolutos) en relación al mercado en general.

rentabilidad aristócratas del dividendo
Resultados del pasado.

Los Aristócratas del Dividendo son un grupo de alrededor de 50 acciones del S&P 500 con más de 25 años consecutivos de aumento del dividendo y que satisfacen ciertos requisitos mínimos de tamaño y liquidez.

Se trata acciones de empresas grandes de alta calidad que pagan dividendos, y por esto son de los más usados para vivir de dividendos.

Los Aristócratas del Dividendo generaron un TCAC del 12,1% desde 1990 hasta 2017, lo que contrasta con el 9,3% del S&P 500.

Este dato del rendimiento empieza en 1990 porque es el primer año de datos que he encontrado para estas empresas.

Además, los aristócratas del dividendo han tenido una desviación estándar anual del precio del 13,9%, en oposición al 16,7% del S&P 500.

Como cabría esperar, sustituir la parte de acciones (no la de bonos a corto plazo o efectivo) de la Cartera Permanente sin apalancar por Aristócratas del Dividendo mejora significativamente tanto las ganancias como la volatilidad de la cartera.

sectores del dividendo
La distribución no es tan basada en tecnología como el resto del mercado.

De hecho, desde 1990 hasta 2017, reemplazar el componente de acciones con Aristócratas del Dividendo aumentó el TCAC desde el 7,7% hasta el 8,5%, y redujo la desviación estándar desde el 7,1% hasta el 6,8%.

Ponderación ajustada según el riesgo

Los pesos iguales de la Cartera Permanente no diversifican el riesgo de forma óptima entre los distintos activos.

Al ponderar cada clase de activo de la Cartera Permanente con Aristócratas del Dividendo sin apalancar según la volatilidad inversa (en vez de hacerlo con proporciones iguales), podemos mejorar aún más esta cartera a la vez que seguimos ciñéndonos a sus principios subyacentes.

Este enfoque se denomina paridad de riesgo. La idea es dedicar una cantidad igual de riesgo (normalmente medido usando la desviación estándar) para cada clase de activo, en vez de dedicar una cantidad igual de peso de cada clase de activo.

paridad de riesgo

Históricamente, el oro ha tenido una mayor desviación estándar en el largo plazo que los bonos gubernamentales y los Aristócratas del Dividendo.

Es más, los bonos del gobierno han sido más o menos igual de volátiles que el índice de Aristócratas del Dividendo.

Considerar 10 años de rendimientos anuales para cada clase de activo con el fin de calcular la desviación estándar al principio de cada año nos permite calcular anualmente la ponderación de la paridad de riesgo de la Cartera Permanente con Aristócratas del Dividendo sin apalancar.

En el caso de los años para los que no disponía de rendimientos de los Aristócratas del Dividendo (antes de 1990), utilicé los del S&P 500 para calcular la desviación estándar.

Pues bien, este enfoque disminuye el TCAC de forma muy ligera, desde el 8,5% al 8,4%, a la vez que aumenta la desviación estándar desde el 6,8% al 7,1%.

Se trata de un resultado contrario al que me esperaba, y demuestra que el enfoque “simple” de ponderación idéntica para las distintas clases de activos tiene su mérito, al considerar activos sin correlación.

¿Qué podría salir mal? Riesgos de la Cartera Permanente

Y ahora, ¿qué podría salir mal con un análisis como éste?

El primer factor a tener en cuenta es que la historia podría ser inusual y no resultar indicativa del futuro. ¿Qué ha habido de inusual en el periodo 1970-2017?

  • Se eliminó el patrón oro y se legalizó la tenencia de oro a nivel personal en EEUU.
  • El elevado nivel de apreciación del oro fue históricamente anómalo.
  • La desregulación de los mercados monetarios permitió una mayor volatilidad de los tipos a corto plazo.
  • La política de tipos de interés cero hundió los tipos de los mercados monetarios.
  • La micro-gestión de los tipos a corto plazo por parte de la Reserva Federal llevó a una excesiva certidumbre en los mercados sobre la eficacia de las políticas monetarias (“La Gran Moderación”).
  • Los tipos de interés de la era Volcker fueron anormales, pero necesarios para exprimir la inflación.
  • Hoy en día, los tipos de la deuda pública a largo plazo son anormales, en parte debido al miedo y a las políticas anómalas de los bancos centrales.
  • Por lo tanto, sería raro ver un rendimiento mucho mayor con los bonos a largo plazo. Los resultados espectaculares del pasado no se podrán repetir.
  • Ha habido tres caídas duras de los mercados bursátiles en 1973-4, 2000-2 y 2007-9, cada una con su recuperación.
  • A finales de este periodo, los márgenes de beneficio de las acciones son anormalmente elevados, y las sobrevaloraciones son significativas.

Pero es posible que la forma correcta de ver las anomalías de este periodo sea a modo de “pruebas” de esta estrategia.

Si la Cartera permanente es capaz de sobrevivir a tantas pruebas, es posible que sobreviva también a las pruebas desconocidas del futuro.

Otros riesgos, aunque poco probables, incluyen:

  • La tenencia de oro podría ilegalizarse de nuevo.
  • La deuda pública depende únicamente del gobierno. ¿Hay escenarios en los que podría quebrar por motivos políticos? Creo que en la mayoría de los escenarios se pagaría a los tenedores de bonos pero, ¿quién sabe?
  • Los mercados bursátiles podrían cerrar durante periodos prolongados. En principio, las empresas cotizadas podrían ilegalizarse, ya que no son más que creaciones estatutarias.
  • Los países desarrollados podrían volverse menos creativos y productivos, llevando a un malestar en sus mercados. Por ejemplo, piensa en lo prometedora que era Argentina hace 100 años.

Conclusiones sobre la Cartera Permamente

La Cartera Permanente funciona diversificando el riesgo entre clases de activos no correlacionados, y cosechando las ganancias derivadas de la correlación al rebalancearla anualmente.

Históricamente, esta cartera ha tenido un rendimiento muy bueno cuando se ajusta según el riesgo.

Reemplazar toda la parte del mercado bursátil de la Cartera Permanente con Aristócratas del Dividendo ha mejorado históricamente su rendimiento.

Sorprendentemente, usando una ponderación mediante paridad de riesgo no ha logrado un mejor resultado. Como he mostrado en esa tabla.

La Cartera Permanente es una opción excelente para inversores conservadores y jubilados que necesitan tener una rentabilidad sólida con sus inversiones a la vez que evitan grandes bajadas.

Estas bajadas son significativamente peores para los inversores que liquidan sus carteras de forma regular, ya que esto te fuerza a “vender barato”.

¿Tengo mi Cartera Permanente?

Como me gusta hacer este tipo de experimentos y mirar qué tiene mejor rentabilidad que otras cosas, verás que en mi cartera de inversión tengo algo así.

Pero si lo que quieres es incluir los reyes y aristócratas del dividendo, lo que si te puede recomendar si eres conservador es tirar por ejemplo por un fondo tipo Baelo.

Fuentes

A día de hoy tengo un boletín conjunto con el Capitalista Ninja. Hablamos de finanzas, negocios y fiscalidad internacional.

Publicamos pocos artículos porque nos los curramos mucho.

¿Te avisamos si publicamos algo interesante?

* Usamos MailChimp como plataforma de mercadotecnia. Al pulsar el botón de suscripción aceptas que tus datos se transferirán a MailChimp para poderte enviar los boletines de acuerdo con su política de privacidad y términos (leer aquí).